Capítulo 2: El hipotético mundo perfecto

Ese mundo perfecto! ¿Cómo seria ese mundo en el que quiero existir? Pienso que el primer paso para crear un mundo perfecto es hacer un cambio en la conciencia colectiva. Creo que todo comienza por la educación y las personas necesitan que les enseñen las razones por las cuales están aquí y quiénes son en verdad.

En realidad, no es muy difícil imaginarse un mundo perfecto en donde el talento y la inteligencia sean realmente valorados y utilizados con amplitud para el beneficio de todos, donde se utilice el verdadero y completo potencial de las personas.La ciencia y la espiritualidad juntas puedan desarrollarse sin interrupciones y límites de recursos, para mejorar nuestras vidas y acercarnos a comprender el universo en el que vivimos.

El mundo perfecto sería ese lugar en donde cada niño nace en un hogar donde todas las necesidades básicas están al orden del día, incluyendo alimentos, refugio, sanidad, educación y sobre todo amor. Cada niño será educado en un ambiente de vida saludable. El niño entonces comenzará su educación, que será completamente pagada por el estado, el niño completará una educación terciaria y estará totalmente calificado para seguir cualquier carrera que desee porque no habrá exceso de mano de obra en ningún campo.

Cuando el niño termina la escuela, él o ella sólo tendrá que trabajar en su carrera para obtener extras en la vida como lujos y comodidades adicionales. No tendrán que trabajar para su supervivencia (como nuestro mundo actual) porque por ley se cuidaría todas sus necesidades básicas desde el nacimiento hasta la muerte. Esto significa que las personas también trabajarán porque disfrutan de lo que están haciendo y no lo hacen sólo para sobrevivir. En un sistema donde cada uno trabaje en lo que le interesa, se conseguiría automáticamente mejor rendimiento y así mejor resultado, y se avanzaría mucho más en todos los ámbitos de nuestra evolución.

Cuando una persona decide establecerse y comenzar una familia no tendrán ninguna dificultad en encontrar al cónyuge perfecto. No habrá necesidad de que vivan en la casa de sus padres o en un piso alquilado. Se cree que la gente estará más interesada en disfrutar de sus vidas en lugar de cometer crímenes con el objetivo de conseguir dinero, porque sus necesidades ya estarán garantizadas.

El gobierno estará bien preparado para hacer cumplir todas las leyes básicas incluyendo la protección de todas las personas que son débiles o desvalidos porque si la gente del país es pobre el gobierno también será privado de dinero pero si la gente es rica, el gobierno será próspero y bien equipado. El gobierno entonces podrá cuidar de su gente y proteger sus derechos. La gente no se quedará indefensa o engañada ni tampoco necesitarán pagar impuestos ya que su voluntad no será necesaria con un gobierno que crece a medida de la riqueza de su gente.

En este mundo perfecto solo habrá alegría y placer todo el tiempo y en la vida de todos. La tecnología hará que la vida sea más simple y más fácil y la gente no tendrá que temer que no puedan sobrevivir al día siguiente debido a la falta de dinero, enfermedad o accidente.

Me es posible seguir narrando más y más detalles sobre ese perfecto mundo pero de golpe me atropello con una peculiar realidad, y es que todo lo que voy escribiendo es fruto de mi propio y particular punto de vista. Mi mundo perfecto solo me es perfecto a mi personalmente y no necesariamente para todos los demás individuos de nuestro mundo. Entonces, ¿por qué no podemos vivir en un conjunto mundo perfecto? Es porque simplemente no puede haber uno. ¿Por qué no puede haber uno? Es justamente porque hay miles de millones de personas vivas hoy. Un mundo perfecto consistiría en más de miles de millones de mundos perfectos individuales.

Como cada individuo necesitaría un lugar perfecto individual, no podría haber contacto real entre los humanos a menos que abandonaran su perfecta realidad virtual para viajar a la de otra persona, o viceversa. ¿Pero cómo y por qué harías esto si tu realidad ya fuera perfecta? ¿Sabrías incluso si las personas en tu mundo perfecto fueran reales o si fueran un programa o simulación creado para tu mente?

En una clase de filosofía, un profesor preguntó a sus alumnos quién en la clase elegiría vivir en una simulación por computadora, programada exactamente como a cada persona le gustaba, con cada detalle que pudiéramos desear.

La mayoría de los alumnos respondieron que no les gustaría vivir en una tal simulación. Debido a que no sería una experiencia real.

En realidad se entiende el efecto mariposa de tal anécdota. Si pudiera retroceder en el tiempo hoy y detener las cosas horribles que han sucedido, en teoría, me encantaría. En realidad, ¿quién soy yo para cambiar el curso de la historia? O más importante aún… ¿Quién puede decir que las cosas no saldrían peor por mí culpa?
Solo haría algo así si estuviera completamente seguro de que todo funcionará mejor para el bien de la humanidad. pero… ¿Cómo podría alguien saber eso?

En realidad, probablemente sea una idea terrible pensar que puedes abandonar la vida real para pasar a una simulación por computadora para ser perfectamente feliz, pero ¿es egoísta pensar eso? ¿sería egoísta negarle a alguien que amas la felicidad perfecta?

Si nos aventuramos más en dicha teoría, en esa simulación, la vida sería igual de real como la que experimentamos en nuestra llamada realidad. Es más, nadie podría realmente desmentir hoy la teoría de que vivimos en una realidad virtual creada por nuestra conciencia o por una inteligencia superior. Si nos paramos a pensar por un momento el extraordinario progreso que ha habido en computación y tecnologías de la información en décadas recientes. Las computadoras nos han creado mundos de increíble realismo, así como simuladores de realidad virtual muy persuasivos. Es más que suficientemente para ponerse paranoico.
Pero… y aunque me puede resultar intrigante aventurarme en una simulación de dicha perfección, parece que no podía renunciar a mi vida real actual por algo artificial.

Parece que suavemente y sin darme cuenta me estoy sumergiendo ciegamente en un agujero filosófico con respuestas muy peculiares. Si un mundo perfecto para todos es imposible por nuestras indiferencias en percibir y experimentar la perfección. Y si un mundo perfecto creado por mi conciencia no me es perfecto por el hecho de que no sería lo suficientemente real sin toda la gente presente en el. Me quedo con la simple conclusión de que el mundo en el que vivimos es el único sitio en donde la perfección puede ser tangible. A lo mejor la perfeccion solo nos es posible alcanzarla todos juntos. Finalmente, unidos todos somos humanos hasta que la raza nos desconectó, la religión nos separó, la política nos dividió y el dinero nos clasificó.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s